10 cosas que ver y hacer en Breslavia

Durante mucho tiempo, Breslavia (Wrocław en polaco) estuvo a la sombra de ciudades más populares del país como Varsovia, Cracovia y Gdansk, pero aún así, supo esperar su momento de gloria: en 2.016 fue elegida la capital cultural de Europa y no fue por casualidad.

A lo largo de los años, Breslavia absorbió diferentes tendencias e influencias como las austríacas y prusianas, teniendo un impacto notable en la formación de la ciudad. A día de hoy, Breslavia no tiene nada que envidiar a sus ciudades vecinas en Polonia y a continuación te mostramos ofrecemos 10 razones para corroborarlo.

A continuación enumeramos 10 cosas que ver y hacer en un viaje a Breslavia:

1.- Disfrutar de la variedad de colores


Plaza del mercado

Prácticamente en cada ciudad importante de Polonia hay una plaza de mercado, la cual suele ser la más concurrida de la localidad. Breslavia no es una excepción. Su plaza del mercado (Rynek) todavía se considera una de las más grandes de Europa. Los turistas se impresionan por la belleza de los coloridos edificios. Y es difícil de creer, pero hace 70 años todo estaba en ruinas. Para contemplar mejor el mercado y sus edificios de colores, es mejor hacerlo desde las alturas, por ejemplo, desde la plataforma de observación de la Basílica de Santa Isabel de Hungría o desde el Puente de Penitentes.

Vista sobre Breslavia, Polonia

Después de haber admirado el panorama del casco antiguo, quizá una buena opción sea probar la deliciosa cocina local en el restaurante más antiguo de Europa, “Piwnica Swidnicka”, que se inauguró en 1.273 directamente en el sótano del Ayuntamiento.

Artículos relacionados

 

2.- Pasear por la isla de Ostrów Tumski (La Isla de la Catedral)


Ostrów Tumski

Para descansar del ajetreado y ruido casco antiguo de Breslavia, una de las mejores opciones es dar un paseo por la isla Ostrów Tumski, o Isla de la Catedral. Se trata de la parte más antigua de la ciudad. Exactamente, aquí, en el siglo X, comenzó la historia de la moderna Wroclaw. Y también es aquí donde se encuentra uno de los principales símbolos de la ciudad: la catedral de san el Juan Bautista. Esta catedral gótica fue construida en 1.341, pero después de la guerra fue reconstruida casi por completo, ya que durante la “liberación” de la ciudad, este monumento arquitectónico sufrió graves daños estructurales.

Ostrów Tumski, Wrocław

En la isla de Tumski se puede encontrar un gran número de iglesias diferentes, muchas de las cuales son muy antiguas, como por ejemplo, las iglesias de San Martín (siglo XX) y San Giles (siglo XXIII).

Artículos relacionados

 

3.- Encontrar todos los gnomos


Los gnomos de Breslavia

Breslavia es el hogar de más de 300 figuras de bronce de gnomos, los cuales están diseminados por toda la ciudad. La aparición de gnomos en Wroclaw está conectada con el movimiento “Alternativa Naranja”, que en la década de 1.980 protestó por el movimiento comunista con sus propias y peculiares acciones. Sin embargo, las primeras figuras de gnomos aparecieron en las calles de la ciudad solo en 2.001, desde entonces su número ha ido creciendo constantemente. En la actualidad, no es posible contarlos, ya que alrededor de 50 nuevos gnomos aparecen anualmente y los ya existentes a menudo se convierten en víctimas de vándalos y fanáticos del spray.

Wrocław

En los estantes de algunas librerías de la ciudad hay mapas especiales para buscadores de gnomos. Además, en esta misma página también puedes encontrar un mapa con la ubicación de los enanos. Aunque seguramente estarás de acuerdo en que es mucho más interesante encontrar a todos los enanos sin ayuda externa, después de todo, incluso puedes organizar una competencia… “¿quién puede encontrar más enanitos?”.

Artículos relacionados

 

4.- Amar sus puentes


Mosty Młyńskie

Según datos oficiales, antes de la Segunda Guerra Mundial, en Breslavia había 303 puentes. Hasta la fecha, “solo” cien quedan en pie. Esta cantidad de puentes es especialmente impresionante. El hecho es que la ciudad Breslavia está en una ubicación única, siendo atravesada por cinco grandes ríos: Óder, Ślęza, Oława, Bystrzyca y Widawa, sin incluir sus numerosos afluentes. Así, la ciudad se extiende a lo largo y ancho de 25 islas.

Most Grunwaldzki, Wrocław, Polska
Puente Grundwald.

El símbolo de la ciudad puede ser, con razón, el puente Grundwald, construido hace más de 100 años (entre 1.908 y 1.910) con 112,5 metros de longitud. En el momento de la finalización de la construcción, fue considerado uno de los más avanzados y modernos puentes de toda Europa, por lo que no es sorprendente que la solemne inauguración contase con la presencia del emperador Guillermo II de Alemania. Desde aquel momento, el puente recibió su primer nombre: Puente Imperial (Kaiserbrücke). Durante los combates en la década de 1.940, sufrió severos daños, y en los últimos meses de la guerra fue completamente reconstruido. A principios de la década de 1.950, un desconocido piloto voló su avioneta por debajo del puente para sorprender a su amada.

Artículos relacionados

 

5.- Admirar el panorama histórico


Racławice Panorama

Si te interesa la historia, entonces sin duda debes visitar el Panorama de Racławice. Se trata de un ciclorama en el que se exhibe una imagen panorámica dedicada a la Batalla de Racławice, que tuvo lugar en abril de 1.794 entre tropas polacas y rusas y donde los polacos se acabaron imponiendo. El panorama impresiona por sus dimensiones: 114 metros de largo y 15 metros de alto. Tardó 9 meses en ser construido y el espectáculo abierto fue programado para coincidir con el 100º aniversario de la batalla. Originalmente se exhibió en Lviv, que en ese momento era austríaco, pero después de la guerra las autoridades soviéticas transfirieron la imagen a los polacos, por lo que llegó a Breslavia. Sin embargo, no fue hasta 1.985 cuando la gente volvió a verlo.

Panorama Racławice
Fragmento del ciclorama de Racławice.

Durante la guerra fue dañado y, posteriormente, se mantuvo muchos años guardado en secreto en el museo nacional de la ciudad, ya que era un época en la que Polonia estaba bajo la influencia soviética y exhibir un ciclorama haciendo gala de una victoria sobre los rusos no era algo que los soviéticos fuesen a permitir. Hoy en día, el Panorama de Racławice es uno de los hitos más importantes de Breslavia.

Artículos relacionados

 

6.- Conocer la ciudad desde las alturas


Sky Tower

Una de las principales “nuevas” atracciones es el rascacielos panorámico Sky Tower. El edificio, construido en 2.012, ostenta con orgullo el título de la más alta torre de Breslavia (212 metros) y tiene la plataforma de observación más alta de toda Polonia.

City at night
Vistas desde Sky Tower.

El mirador está ubicado en el piso 49, al cual se accede en menos de un minuto a través de un ascensor silencioso de alta velocidad. Además, Sky Tower cuenta con un notable centro comercial, apartamentos, oficinas de la compañía, bolera, billar, etc.

Artículos relacionados

 

7.- Paseo en teleférico


Polinka

“Polinka” es un teleférico construido especialmente para la comodidad de los estudiantes y trabajadores de las escuelas politécnicas de Breslavia. Sin embargo, no solo los estudiantes, sino también los turistas pueden viajar en él. “Polinka” conecta las dos orillas del río Ódra, en el que se encuentran los edificios del campus de la Universidad Politécnica. La primera estación se encuentra cerca del albergue universitario y la segunda cerca del nuevo edificio académico “Geocentrum”.

Teleférico Breslavia

En la línea solo hay dos cabinas, cada una con capacidad para hasta 15 personas. A pesar de que la longitud de la ruta no supera los 400 metros, “Polinka” es muy popular. ¡Cada año más de 300.000 personas hacen su recorrido!

Artículos relacionados

 

8.- Admirar la arquitectura


Centro del Centenario

Para conmemorar el centésimo aniversario de la victoria en la Batalla de los Pueblos de 1.813, las autoridades de la ciudad en 1.907 decidieron organizar la Exposición del Centenario. En el lugar de un antiguo hipódromo, el territorio fue asignado para la construcción de un centro de exposiciones llamado Centro del Centenario. En el momento de su apertura, su estructura fue la estructura de hormigón armado más grande del mundo. La altura del edificio alcanzó 42 metros y la cúpula contó con un diámetro de 67 metros. El edificio se construyó a tiempo para el comienzo de la exposición en 1.913, y hasta el día de hoy sigue sorprendiendo por su magnitud: puede acomodar hasta 10.000 personas a la vez.

Centro del Centenario

En sus interior, actualmente, se celebran gran cantidad de exhibiciones, conferencias, congresos y eventos culturales. En 2.006, el edificio fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la plaza al noroeste del Centro del Centenario se construyó “Iglica”, una aguja de 96 metros, levantada por los polacos para la “Exposición de los Territorios Recuperados” en 1.948.

Artículos relacionados

 

9.- Ver el espectáculo de luces


Fuente Breslavia
Fuente con el Centro del Centenario al fondo.

Justo al lado del Centro del Centenario se encuentra la fuente más grande de toda Polonia: Wrocław Fountain. Se inauguró en junio de 2.009 con motivo del 20º aniversario de las primeras elecciones libres en la historia de posguerra de Polonia. En el enorme estanque de la fuente hay 300 boquillas de agua, la cuales disparan agua hasta 40 metros de altura al ritmo de la música durante un espectáculo. Para que el show sea más efectivo, toda la acción se ilumina con luces de colores y reflectores.

Fuente multimedia

Puedes escuchar música todos los días desde mayo a octubre una vez por hora desde la mañana. Los principales espectáculos se llevan a cabo exclusivamente en la oscuridad (en el verano a las 22 horas y en el otoño un poco antes), cuando varias imágenes y animaciones se proyectan en una pared de agua. La variedad musical abarca de Beethoven a Madonna.

Artículos relacionados

 

10.- Sumergirse en la “fiebre del oro”


Estación de tren Breslavia

En 1.945, cuando las tropas soviéticas avanzaban en la Breslavia alemana (entonces Breslau), se ordenó llevar todas las joyas (incluido el oro), obtenido en los territorios ocupados. Así, desde Breslau se fletó un enorme tren blindado, pero en el trayecto hasta la actual ciudad alemana de Waldenburg, el tren desapareció. Los alemanes excavaron todo un sistema de túneles subterráneos y se cree que en uno de ellos desapareció el tren. La historia de su desaparición todavía está envuelto en la oscuridad y el misterio. Sin embargo, las autoridades y los buscadores de tesoros no pierden la esperanza de encontrar el “tren del oro” y obtener una fortuna (¡se estima que el tren llevaba alrededor de 300 toneladas de oro!). El interés en este asunto es alimentado constantemente por noticias constantes que afirman que el tren está a punto de ser descubierto.









Deja tu comentario