La Silla

Los visitantes de Breslavia (Wrocław) a menudo se sorprenden al descubrir uno de los monumentos más singulares de la ciudad: una silla gigante.

Concebida por primera vez por el legendario artista polaco Tadeusz Kantor, quizás como una broma absurda, el concepto inicial de “The Chair” (La Silla, “Krzesło” en polaco) se exhibió en el Simposio de Arte de Wrocław en 1.970. La idea fue ampliamente debatida, aunque en ese momento, el nombre de la escultura era “The Impossible Sculpture” (la escultura imposible). Fue, sin suda, un guiño para que una pieza tan cara de arte público nunca fuese encargada en la Polonia comunista.

A pesar de que el proyecto no se creó durante la era comunista, la fama de Kantor creció durante las décadas de 1.970 y 1.980, e incluso protagonizó una película para televisión basada en uno de sus propios espectáculos, dirigida por Andrzej Wajda. Incluso después de su muerte en 1.990, la fama de Kantor se extendió a través de los Estados Unidos por su trabajo, particularmente en círculos teatrales.

Después de su muerte, una versión más pequeña de La Silla fue colocada fuera de su casa en Hucisko, cerca de Cracovia, en la Pequeña Polonia, por la fundación que comenzó y dirigió durante toda su vida. Resultó ser tremendamente popular entre los turistas, por lo que la fundación comenzó a trabajar para darle vida a su concepto original.

Largas negociaciones se sucedieron hasta que el alcalde de Wrocław, Rafal Dutkiewicz, finalmente acordó financiar el proyecto 40 años después de la visión original de Kantor. Colocada en ul. Rzeznicza y junto a Nowy Swiat, cerca del Wrocław Contemporary Theatre, La Silla tiene 9 metros de altura y pesa más de 8 toneladas. Miles de personas ven La Silla todos los días y se ha convertido en uno de los lugares más famosos y queridos de Wrocław.

Ubicación de La Silla


La única pregunta que queda, ¿la idea de Kantor fue seria, o era simplemente una manera de hurgar en los absurdos de la vida en la Polonia comunista?









Deja tu comentario