Monumento al cardenal Bolesław Kominek

El monumento del Cardenal Bolesław Kominek se inauguró el 3 de diciembre del año 2.005. El iniciador de la construcción del monumento fue el alcalde de Breslavia, Rafał Dutkiewicz. El autor del monumento es el escultor Slawoj Ostrowski, profesor de la Academia de Bellas Artes de Gdansk.

Cardinal Bolesław Kominek

La estatua mide 4,35 metros, pesa 2 toneladas, y presenta al Cardenal Bolesław Kominek en traje pontificio, sosteniendo una paloma en sus manos como símbolo de paz y una carta dirigida a los obispos alemanes.

Cardinal Bolesław Kominek, Wroclaw

El monumento se encuentra en la isla de la arena (Wyspa Piasek), enfrente de la Iglesia de la Santísima Virgen María de Piasek y está dedicado a Bolesław Kominek, el primer arzobispo polaco de Wrocław, oficialmente desde 1.972 hasta 1.974. En realidad fue denominado y consagrado mucho antes, pero debido a problemas con el régimen no pudo residir en Wrocław y tomar su lugar antes.


Monumento al cardenal frente a la Iglesia de la Santísima Virgen María de Piasek.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la expulsión de la población alemana, la división de Europa y la Guerra Fría, fue uno de los primeros en buscar la reconciliación con la Alemania de la posguerra. Kominek fue el autor de una carta de los obispos polacos a sus colegas alemanes en 1.965, que contenía la famosa frase que se cita a los pies de la estatua: “Perdonamos y pedimos que se nos perdone“. Esta frase está escrita en el pavimento inclinado en polaco y alemán. El monumento representa a Kominek con una paloma de la paz saliendo de sus manos.

Ubicación del monumento frente a la iglesia


Artículos relacionados

 









Deja tu comentario